Anatomía de las serpientes: distribución y nombres de sus órganos internos

Anatomía de las serpientes

La anatomía de las serpientes es diferente a lo que estamos acostumbrados debido a la forma peculiar de su cuerpo. Como sabes, ese cuerpo esbelto y alargado que caracteriza a las serpientes nos genera muchos interrogantes que trataremos de dar respuesta.

Las serpientes pertenecen al grupo de reptiles. Les faltan los párpados móviles, las extremidades, el esternón, la vejiga urinaria y las aberturas de las orejas. El cuerpo de la serpiente es tan estrecho y alargado. Entonces los órganos de la serpiente también se alargan para encajar en la estructura del cuerpo

Los huesos quadrate que conectan el cráneo con la mandíbula inferior son largos y flexibles. Entonces las serpientes no pueden aplastar a su presa con la mandíbula. Las serpientes solo pueden tragar a la presa tal como es.

Seccionando la anatomía de las serpientes

Debido a que las serpientes son básicamente un tubo largo, es posible dividir sus partes anatómicas principales en secciones. Si colocas la serpiente sobre una mesa con la cabeza a la izquierda, yendo de izquierda a derecha, el primer 25 por ciento de la serpiente consiste en la cabeza, el esófago, la tráquea y el corazón. Esos son los principales órganos y partes.

En la segunda sección, alrededor del 26 al 50 por ciento de la serpiente, es la parte superior de los pulmones, el hígado y luego tres cuartas partes del hígado, el estómago. En la tercer sección, alrededor del 51 al 75 por ciento de la serpiente, se encuentra con la vesícula biliar, el bazo y el páncreas (o el esplenopancreas dependiendo de la especie).

Siguiendo esta tríada de órganos, encontrarás las gónadas (testículos u ovarios). Circulando entre estas estructuras se encuentra el intestino delgado, y adyacente a ellas está el pulmón derecho (y en algunas especies el pulmón izquierdo, también). En la última sección, el último 76 al 100 por ciento de la serpiente, encontrará la unión entre el intestino delgado y grueso, el ciego (si está presente), los riñones y la cloaca.

Si puede recordar estas secciones de la anatomía de las serpientes, será un mejor herpetólogo.

Serpiente de belleza exterior

La mayoría de los reptiles tienen cuatro patas. Las serpientes, sin embargo, no tienen extremidades. También carecen de una cintura pectoral (huesos del hombro) y, a excepción de los boas, que retienen una pelvis vestigial y espuelas externas, también carecen de una cintura pélvica (soporte de la pierna trasera).

Al igual que con todos los reptiles, las serpientes están cubiertas de escamas, que ofrecen protección contra la desecación y las lesiones. Pueden ser suaves y brillantes, como las escamas de una pitón, o ásperas y sin brillo, como las escamas de una serpiente de hocico de cerdo.

La capa delgada y externa es la epidermis, que se desprende regularmente. La capa interna, más gruesa y más desarrollada es la dermis. Esta capa dérmica está llena de cromatóforos, las células pigmentarias que dan color a las serpientes.

Las escamas están formadas principalmente por queratina derivada de la epidermis. A medida que la serpiente crece, lo que hacen toda su vida (el crecimiento solo se ralentiza a medida que crecen), esta capa externa de la epidermis se desprende. Las nuevas escamas crecen debajo de las escamas externas más antiguas. Eventualmente, la capa exterior se desprende, usualmente en una sola pieza e invertida como si fuera un calcetín extraído de arriba hacia abajo. Este proceso de eliminación se llama ecdisis.

En general, si la piel se desprende en fragmentos, puede ser un signo de algún problema en la salud de la serpiente o problemas en la crianza, como temperaturas ambientales inadecuadas, humedad o muebles enjaulados, podrían ser los culpables.

Las escamas están unidas entre sí por una piel suave, que en general no se nota desde el exterior, que se pliega hacia el interior entre cada escama adyacente. Las escamas no se pueden estirar, pero cuando una serpiente come una comida grande, los pliegues de la piel se extraen directamente para expandir el área de la superficie.

Anatomía de las serpientes

Básicamente dos tipos de escamas están en una serpiente. Su parte superior y sus lados generalmente están cubiertos por escamas más pequeñas. Estos pueden yuxtaponerse o superponerse como tejas en el techo.

La parte inferior de la serpiente está cubierta por escamas cortas pero muy anchas que parecen peldaños en una escalera. Estas escamas especiales se llaman escudos. Forman el vientre de la serpiente y son parte integral de la habilidad de la serpiente para moverse.

Las serpientes no tienen párpados móviles, pero sí tapas transparentes llamadas «brille» como cubiertas protectoras para los ojos. Debido a esto, el movimiento de sus ojos es bastante limitado. Tampoco tienen un oído externo, oído medio o membrana timpánica (tímpano). En su lugar, usan un pequeño osículo (hueso del oído), llamado «columela», capaces de detectar las vibraciones de las ondas de sonido de baja frecuencia que van de 100 a 700 Hertz. (Una persona joven con audición normal puede escuchar frecuencias aproximadamente entre 20 y 20,000 hercios). El oído interno de una serpiente también le permite detectar movimiento, posición estática y ondas de sonido que viajan por el suelo.

Otra característica externa en la anatomía de las serpientes que se encuentra en boas y crótalos son las fosas labiales, una serie de aberturas a lo largo de los labios superiores e inferiores que contienen órganos sensibles al calor. Estos pozos ayudan a las serpientes a capturar presas, y les advierten de posibles depredadores cercanos.

Todas las serpientes tienen una única ventilación, que es una abertura excretora. Este respiradero se abre en la parte inferior de la serpiente cerca de la cola y conduce a una estructura compuesta llamada cloaca.

Características de la cabeza de serpiente

La cabeza de una serpiente contiene los ojos, las fosas nasales, la boca (y las estructuras internas), el cerebro y una estructura sensorial especial llamada vomeronasal o el órgano de Jacobson. Su par de aberturas están justo en frente de la coana de la serpiente, la estructura abierta en forma de hendidura en la parte superior dentro de la boca del reptil. Todas las serpientes tienen una lengua bífida. Cuando chasquean la lengua, las puntas recogen partículas diminutas de olor en el aire y las colocan en contacto directo con este órgano. En esencia, así es como huele una serpiente.

Los dientes de serpiente se alinean en las superficies internas de las mandíbulas superior e inferior (maxilar y mandíbula, respectivamente). Las serpientes no venenosas tienen cuatro filas de dientes superiores: dos filas unidas a los huesos maxilares (externos) y dos filas unidas a los huesos palatinos y pterigoideos (internos).

Solo dos filas están en la mandíbula inferior; uno está adjunto a cada mandíbula. La mayoría de las serpientes venenosas sustituyen a los colmillos por los dientes maxilares. Estos colmillos pueden estar en el frente de la boca, como en una serpiente de cascabel, o en la parte posterior de la boca, como en una serpiente hocico de cerdo.

Las serpientes usan sus dientes para agarrar, no para masticar. Sus dientes son recurvados, por lo que una vez mordida su presa, la única dirección para que se mueva es hacia el estómago de la serpiente.

Hay otros datos relevantes en cuanto a la anatomía de las serpientes. Si quieres ahondar en ellos no dejes de consultar sistemas respiratorio, cardiovascular, inmune y gastrointestinal de las serpientes.

Anatomía del sistema inmune de la serpiente
Anatomía del sistema respiratorio de la serpiente
Anatomía del sistema cardiovascular de la serpiente
Anatomía del tracto gastrointestinal de la serpiente

Referencias
Snake Anatomy: Know your snake inside and out with this snake anatomy introduction.
By Douglas Mader, M.S., DVM, DABVP

Deja un comentario

Responsable » Deserpientes.net
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de deserpientes.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.