Esqueleto de serpiente – estructura y sus partes

Esqueleto de serpiente

El esqueleto de serpiente es algo increíble de observar. Es casi como si toda la estructura estuviera meticulosamente unida en un intento de crear una criatura elegante. Un esqueleto de serpiente consiste en un cráneo, las vértebras y las costillas, y los vestigios remanentes de la extremidad.

De hecho, una pregunta recurrente que nos hacemos es ¿las serpientes tienen huesos?, y la respuesta es SÍ. Los huesos de la serpiente son muchos.

Sin embargo, cuando pensamos en las serpientes con sus cuerpos casi cilíndricos, su sorprendente flexibilidad y su falta de extremidades, parecieran que no tuvieran huesos, mas lejos de la realidad no podíamos estar.

La estructura principal del cuerpo de una serpiente se compone de cráneo, vértebras y costillas. Para algunas serpientes como las boas y pitones, tienen los vestigios de las patas traseras o los huesos de la cadera.

La estructura ósea en una serpiente es muy compleja y tienen varias articulaciones que les permiten tragar presas hasta 3 veces su propia circunferencia. Se puede dividir los tipos de serpientes en 4 grupos según su tamaño de mandíbulas o mejor, según la forma de sus dientes:

  • Serpientes Aglyphous : estas son las serpientes que tienen dientes de tamaño similar
  • Serpientes opisthoglyphous – serpientes que tienen un par de dos dientes grandes
  • Serpiente Proteroglyphous : esas serpientes que tienen pocos dientes cortos
  • Serpientes Solenoglyphous: son las que tienen un par de 2 colmillos.

Estructura del esqueleto de serpiente

Debido a la forma distintiva de su cuerpo, el esqueleto y la morfología de la serpiente es diferente, sus órganos internos tiene forma alargada y por ende, su estructura ósea también sea adaptado.

Las serpientes como muchos animales pertenecen a la familia de los vertebrados, lo que significa que tienen una columna vertebral.

Sin embargo, las serpientes, al contrario que la mayoría de los mamíferos, incluidos los humanos, solo tienen algunos tipos de huesos, el cráneo, las mandíbulas y la columna vertebral con sus vértebras y costillas.

Es este diseño único y simple de su esqueleto lo que les da a las serpientes su forma familiar, una increíble flexibilidad, y capacidad para moverse virtualmente sobre cualquier superficie.

Cráneo

Esqueleto de serpiente - cráneo

El cráneo de una serpiente, sin embargo, tiene los huesos muy unidos entre sí, pero encierra completamente el cerebro sin mucha dificultad.

Las mandíbulas inferiores, en muchas serpientes, tienen dos huesos que un tejido que es de naturaleza elástica se conecta en el lugar donde tienen el área de la barbilla, y esa es la razón por la cual estos huesos se separan ampliamente el uno del otro.

Las mandíbulas inferiores generalmente se conectan muy libremente con los huesos superiores de la mandíbula. Varios huesos del techo de la boca, la mandíbula superior y el cráneo permanecen conectados.

Hay dientes puntiagudos y curvos unidos a numerosos huesos en la parte inferior o superior que no tienen el propósito de masticar, sino que ayudan a mantener a sus presas en una posición adecuada y luego les permiten tragar a la presa.

Ambos lados de las mandíbulas de la serpiente pueden moverse en separación. Esta misma estructura les ayuda a abrir la boca tan ampliamente como lo hacen y por lo tanto son capaces de tragar presas hasta 3 veces su propia circunferencia.

En un intento de poder tragar una presa, la serpiente movería los dos lados de su mandíbula inferior lateralmente, y retiraría al animal en su boca. Son esos dientes curvos que mantendrían a la presa en su lugar, lo que hace que sea mucho más fácil matar y tragar todo el cuerpo del animal.

El esqueleto de la serpiente está formado por el cráneo y la gran cantidad de dientes. La adaptación única de su cráneo les permitiría tragar a una presa tan grande. La mayoría de los huesos en el cuerpo de una serpiente permanecen conectados por un ligamento elástico que permite una buena oportunidad para estirarlos lo más ampliamente posible. Las articulaciones que se encuentran en la parte superior e inferior de la mandíbula están ubicadas muy atrás, en la parte posterior del cráneo, lo que les permite abrir la boca ampliamente.

De hecho, los expertos han observado que los huesos en las mandíbulas inferiores en realidad no se fusionan entre sí en la parte frontal, lo que significa que pueden moverse lateralmente durante el tiempo en que está involucrado en el proceso de tragar una muy humilde presa.

Además, junto con todas estas estructuras, las serpientes también tienen huesos sueltos, además de los otros conocidos como cuadratura que aparecen en ambos lados. Esto les da la forma de una bisagra doble donde se encuentran sus articulaciones, y cuando la serpiente trague a su presa, moverá alternativamente las mandíbulas, persuadiendo a la presa hacia la boca de la serpiente.

Los dientes colocados hacia atrás son otra adaptación interesante ya que están en ángulo hacia la parte donde comienza la garganta y actúa como un gancho que evita cualquier oportunidad para que la presa se suelte de su depredador.

Los dientes de serpiente se encuentran en la estructura de un acrodonto, lo que significa que están todos conectados a los huesos y también a la polifisión, lo que significa que crecerán si se rompen.

Las serpientes tienen varios juegos de dientes unidos a los huesos para toda la vida, con el propósito de alimentarse. Los tipos de dientes difieren según los métodos que las serpientes usan para matar y tragar a sus presas.

Vértebras

Esqueleto de serpiente

La columna vertebral de las serpientes consiste en numerosas vértebras que están unidas a las costillas. A diferencia de los humanos, que tienen alrededor de 24 costillas y 33 vértebras, las serpientes tienen entre 100 y 400 vértebras con muchas costillas unidas. Esta disposición les ayuda a moverse tan flexiblemente como lo hacen.

Todo depende de la especie, ya que las serpientes pueden tener alrededor de 100 a más de 400 vértebras. Las articulaciones muy fuertes y flexibles que estarían conectando las vértebras que tienen las serpientes, son la razón por la cual las serpientes pueden realizar un número de movimientos. Un hecho conocido afirma que cuanto más huesos tenga una serpiente, más ganará en agilidad.

Costillas

Para cada vértebra, hay un par de costillas unidas a cada lado, excepto en la cola, que no tiene costillas la serpiente.

En las serpientes, las costillas no se unen como las nuestras, sino que tienen extremos libres porque las serpientes carecen de esternón. Esto les permite expandir las costillas cuando la serpiente ingiere grandes presas.

Algunas especies de serpientes pueden extender las costillas, como la cobra al sentirse amenazada que tira las costillas superiores hacia arriba formando una especie de capucha.

Es todo un espectáculo cuando una cobra real (Ophiophagus hannah) levanta su cuerpo y estira su capucha.

Miembros vestigiales en serpientes

Todos sabemos que las serpientes no tienen patas, ¿verdad? Bueno, eso no es del todo cierto.

Las serpientes no tienen extremidades, pero algunas especies de pitones y boas tienen patas traseras vestigiales conocidas como espolones pélvicos. Por lo general, son bastante inútiles o se utilizan para realizar tareas muy específicas, aunque no sean adecuadas para hacerlo.

Estos espolones suelen ser muy pequeños o ausentes en las hembras y más desarrollados en los machos. Los machos controlan estas patas vestigiales y las usan en el cortejo para sostener a las hembras.

Esqueleto de una serpiente y sus partes

Debido a su forma corporal distinta, sus órganos internos también son algo diferentes. En las serpientes, la garganta ocupa el tercio frontal del cuerpo y todos los demás órganos, como el estómago, los pulmones, el hígado y los riñones, tienen forma alargada.

Esqueleto de serpiente y sus partes

Extraños hechos

Los científicos descubrieron en Cerrejón, en el norte de Colombia, un fósil de una serpiente gigante que probablemente vivió hace millones de años con el cráneo intacto, midiendo en una estimación, de unos 30 a 35 pies de largo. Que llamaron a Titanoboa cerrejonensis.

Galería esqueleto de serpiente

Esqueleto de serpiente
Esqueleto de serpiente
Esqueleto de serpiente
Esqueleto de serpiente
Esqueleto de serpiente
Esqueleto de serpiente

Deja un comentario

Responsable » Deserpientes.net
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de deserpientes.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.